[Últimas noticias]

Sector automotriz: posibles impactos por renegociación de TLCAN

Autor: admin | 22/06/2017

El sector automotriz es una de las industrias que más se ha beneficiado del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). Ha propiciado la consolidación de esta industria automotriz en México. Las recientes amenazas proteccionistas al sector automotriz norteamericano, sugieren que las negociaciones por iniciar del TLCAN pueden resultar en un ambiente más proteccionista. Pero ¿qué tan proteccionista y cuál puede ser el resultado de estas medidas? Al día de hoy no tenemos información suficiente para saber cuáles serán los objetivos ni las medidas específicas que EUA buscará renegociar, pero comunicados de autoridades y otros actores involucrados sugieren que el enfoque de las negociaciones buscará alterar el marco de reglas de origen.

En este documento analizamos las consecuencias para la industria automotriz de México de eventuales más estrictas reglas de origen. Concluimos que habría un incremento en costos, afectando la competitividad del sector automotriz mexicano, en particular para el segmento de autos terminados. Mientras que el efecto final en el sector de autopartes es ambiguo. Diferenciamos entre los efectos de corto y mediano plazo. Destacando que en el corto podríamos ver cambios en los flujos comerciales, al aumentar la demanda por autopartes e insumos de la región.

Mientras que en el mediano plazo el impacto se daría a través de flujos de inversión hacia la región norteamericana sin quedar claro cómo se divide esa inversión entre los miembros del TLCAN. Situación actual El destacado crecimiento del sector automotriz mexicano en la última década está bien documentado: México se ha convertido en el 8º productor de autos a nivel mundial y una pieza clave en la cadena de valor para Norteamérica, produciendo uno de cada cinco autos que se producen en la región. Desde el inicio de esta década las principales armadoras del mundo han realizado importantes inversiones para el desarrollo de nuevas plantas o ampliación de las existentes. Uno de sus principales objetivos es la exportación no sólo a EUA sino también a otros territorios aprovechando la amplia gama de tratados comerciales que México tiene con 44 países.

Esto le da una ventaja competitiva importante, ya que un auto producido en EUA que se quiere vender en el mercado europeo enfrenta una tarifa arancelaria superior al 12% o en el caso de Brasil de 35%, mientras que México tiene tratados comerciales con ambos países que permiten su entrada libre de arancel1 . A pesar de los beneficios comerciales que México ha logrado negociar con otros países, las exportaciones de autos siguen concentradas en Norteamérica, hacia donde se destinan 78% de autos producidos en México y 50% de las autopartes. Esto es el resultado de una creciente interconexión entre los tres países. De hecho, los autos mexicanos que se exportan a EUA se calcula que tienen un 40% de contenido de EUA2 . Desde 2011, la consolidación del país como parte de la cadena global de valor ha ido en aumento, México ha logrado atraer nueve de once proyectos para el desarrollo de nuevas armadoras en Norteamérica, de las cuales 90% son de origen no americano3 . Con lo que se estima que México tendrá una capacidad de producción de 5 millones de autos hacia el final de la década, un incremento de 1.5 millones de autos desde 20154 . De la mano con estas inversiones han llegado productores de autopartes de todas nacionalidades.

El desarrollo de la industria de autopartes automotrices también es destacable, pues hoy México es el 6º productor mundial de autopartes y el principal proveedor a EUA5 . En ese sentido, México ha logrado convertirse en un eslabón importante en la cadena de valor automotriz. Es el principal proveedor de autopartes a EUA con una participación de más de la tercera parte de las importaciones El TLCAN es una pieza clave en la competitividad de los vehículos norteamericanos. Las tasas preferenciales dan claramente una ventaja competitiva a las armadoras establecidas en Norteamérica. La alternativa para los productores de autos sería pagar la tasa de nación más favorecida (NMF) que en el caso de autos terminados es de 5.8%, 2.5% y 31.3% para Canadá, EUA y México. El hecho de que 99% del comercio de vehículos se hace bajo las reglas TLCAN6 (a pesar de los costos en términos de documentación para comprobar contenido regional) nos demuestra lo sensible que es el sector ante un posible incremento en costos que pudiera derivarse de la renegociación del TLC.

En el caso de las autopartes, las tasas de NMF son ligeramente más bajas y varias, incluso, ya han sido reducidas a “0”. En promedio, la tasa preferencial del TLCAN para las autopartes es de 2.5%7 . Dado que tres cuartos del comercio de autopartes se realiza bajo el esquema del TLCAN incurriendo en los costos administrativos y de certificación que esto implica, se puede considerar que el costo administrativo o de certificación de origen no es tan alto o es lo suficientemente flexible para continuar siendo atractivo para las empresas exportadoras. La gran mayoría de las autopartes que no se comercian bajo las reglas del TLC es porque ya la tasa de NMF ha sido a reducida a cero.

Renegociación del TLCAN

El 18 de mayo pasado el Representante de Comercio de EUA, Robert Lighthizer, notificó a su congreso la intención de la Administración del Presidente Trump de negociar el TLCAN. Con esto se dio inicio al ya anticipado proceso de renegociación, aunque las conversaciones formales entre los tres países iniciarán hasta el 16 de agosto. Y aunque existen incentivos tanto del gobierno de México como de EUA para llevar a cabo una negociación relativamente rápida, la posibilidad de que esta termine antes del inicio del 2018 es muy ambiciosa.

El calendario de la renegociación sugiere que la próxima fecha relevante será el 18 de julio, cuando se publiquen los objetivos específicos de la renegociación. Y será también interesante ver la posición que tome la administración de EUA ante temas de comercio en el reporte general sobre déficits significativos que será publicado el 29 de junio. Nuestra expectativa es que en ésta se incluya la intención de introducir medidas proteccionistas a productos o sectores específicos y uno de los candidatos naturales es el sector automotriz, dada la magnitud del déficit de EUA con México, así como por las reiteradas menciones del Presidente Trump sobre los desequilibrios de ese sector.

El sector automotriz ante los cambios en el TLCAN

Las amenazas al sector automotriz norteamericano, sugieren que las negociaciones del TLCAN pueden resultar en un ambiente más proteccionista. Sin embargo, tanto la magnitud como la forma que puede tomar este proteccionismo son inciertas. Con base en las opiniones de los diferentes grupos de interés, la opción más plausible parece asociarse a modificaciones a las reglas de origen. Las reglas de origen son medidas proteccionistas en sí mismas que forman parte de los tratados de libre comercio. Su objetivo es desincentivar el uso de insumos más baratos provenientes de países no incluidos en el tratado. El resultado es un aumento en los costos de producción que puede llegar a superar los beneficios del libre comercio. Estevadeordal, Blyde et al (2013) explican que el TLCAN fue un parteaguas en términos de reglas de origen, pues cuando este fue negociado originalmente se incluyeron las reglas más estrictas y específicas hasta entonces. Sin embargo, ha habido por lo menos cuatro rondas modificatorias de reglas de origen que han afectado a productos en casi todos los sectores. Y en cada una de ellas el resultado es mayor flexibilidad en su implementación y en el uso de materiales de otros países. Esta flexibilización es la que ha permitido el desarrollo de cadenas productivas globales más integradas y más eficientes como en el caso del sector automotriz.

Sin embargo, la retórica actual supone un retroceso hacia reglas de origen más estrictas. En general, las modificaciones a las reglas de origen pueden ser de dos formas: cambios específicos a las reglas que aplican a uno o todos los productos o una reforma integral al sistema que determina el origen de los bienes. En ambos casos, suponemos que si estos son de carácter más restrictivo el impacto será un incremento en los costos de producción.

Al negociar las nuevas reglas de origen será importante tener en cuenta cuatro elementos :

1. El impacto a bienes intermedios de un cambio en la regla de origen al bien final.

2. Los detalles de cómo se determina el costo o valor de los bienes no originarios son muy importantes.

ç3. El impacto en el corto y largo plazo puede variar dependiendo de las capacidades productivas dentro de la región.

4. Reglas de origen excesivas pueden ser contraproducentes, incentivando más importaciones a la región. Con base en el último punto, consideramos que las negociaciones del TLCAN que iniciarán en 2017 estarán acotadas hasta cierto punto.

El límite en la negociación está dado por el costo de exportar utilizando las tasas de NMF, es decir, la decisión de exportar dentro de Norteamérica con base a las reglas de la Organización Mundial de Comercio, en lugar de con la tasa preferencial del TLCAN.

Como ya mencionamos antes, actualmente hay una preferencia revelada por usar la vía TLC en el sector automotriz. Pero, si reglas más estrictas llevaran a incrementar el costo de la vía TLCAN por arriba de la tasa de NMF, el resultado sería opuesto al deseado.

Noticias que te pueden interesar

Send this to friend

Hi, this may be interesting you: Sector automotriz: posibles impactos por renegociación de TLCAN! This is the link: https://www.visionautomotriz.com.mx/9440/sector-automotriz-posibles-impactos-por-renegociacion-de-tlcan/