[Últimas noticias]

Imagen menú Visión Automotriz

Dodge Attitude 2015: Comodidad, robustez y eficiencia a lo grande

[easy-social-share buttons="facebook,twitter,mail,whatsapp,gmail" counters=0 style="button" url="https://www.visionautomotriz.com.mx/1495/dodge-attitude-2015-comodidad-robustez-y-eficiencia-a-lo-grande/" text="Dodge Attitude 2015: Comodidad, robustez y eficiencia a lo grande"]

Autor: admin | 06/02/2015

Dodge Attitude 2015: Comodidad, robustez y eficiencia a lo grande

Enviado Especial: Roberto Pérez S.

CAMPECHE/ YUCATÁN.– El segmento de los sedanes subcompactos es uno de los más importantes y de mayor competencia en nuestro país, y con el objetivo de adueñarse de una importante tajada de este mercado Fiat Chrysler Automobiles México (FCA de México) ha decidido lanzar este año la tercera generación del Dodge Attitude 2015, el cual es sin duda una propuesta interesante tanto por su bajo precio de compra y equipamiento, como por su robustez, reducido costo de mantenimiento, economía de combustible y generoso espacio interior.

{sfx url='<https://plus.google.com/u/0/photos/107224355627893452628/albums/6112529662845602081/6112530045116703026?pid=6112530045116703026&oid=107224355627893452628>’}
FOTOS TOMADAS CON EL NUEVO SMARTPHONE LG G FLEX

Vale la pena aclarar que las dos generaciones anteriores del Attitude que se vendieron en México eran en realidad el Hyundai Accent, no obstante al terminar el acuerdo comercial con la firma surcoreana en el 2013 se dejó de ofrecer. Para llenar el espacio que dejó este vehículo, FCA México recurrió a su socio comercial Mitsubishi para comercial aquí el Mirage G4 (la versión sedán del Mirage hatchback) con el nombre de Attitude, pues dicha denominación pertenece a Dodge.

Esta versión de tres volúmenes se fabrica en Tailandia en la planta Laem Chabang, y deriva del G4 Concept, lanzado en el Salón de Bangkok de 2013. Estará disponible en todas las distribuidoras Dodge en el país en cuatro versiones: SE Manual (con un precio de $157,900); SE CVT  ($177,900); SXT Manual ($187,900) y SXT CVT (199,900); todas con motor de tres cilindros de 1.2 litros de 76 Hp acoplado a una transmisión manual de 5 velocidades, o automática CVT.

El Attitude 2015 se situará por precio y dimensiones por debajo del nuevo Dodge Vision para ser el sedán compacto mas accesible de la marca, y competirá directamente con el Nissan Tiida, Hyundai i10 Sedán, VW Gol Sedán y Chevrolet Aveo, entre otros.

Hemos podido probar el nuevo Attitude 2015 en una prueba de manejo organizada por FCA de Campeche a Yucatán tanto en autopistas como carreteras federales, donde hemos constatado que el auto cuenta con atributos de peso para abrirse paso en el competido segmento de los subcompactos.

DISEÑO EXTERIOR
Derivado de la plataforma del Mitsubishi Mirage (con quien comparte diversos elementos mecánicos), el diseño del Dodge Attitude 2015 si bien no es un derroche de originalidad y belleza, resulta elegante y bonito.

Se caracteriza por sus líneas modernas que le brindan un bajo coeficiente de fricción aerodinámico, amplias superficies de cristal pensadas para una excelente visibilidad en todos los puntos y, como toque distintivo, la emblemática parrilla Dodge Crosshair Grill.

De manera opcional se ofrecen faros de niebla con bisel cromado, exclusivos rines de aluminio de 15 pulgadas y manijas exteriores al color de la carrocería.

Sus formas redondeadas y envolventes le brindan un coeficiente aerodinámico líder en su categoría de sólo 0,29 Cx, valor que se ha conseguido basándose en avanzadas simulaciones por ordenador de última generación y rigurosas pruebas en el túnel de viento, lo que minimiza el ruido, eleva la eficiencia en el uso del combustible y mejora la estabilidad a alta velocidad.

En cuanto a dimensiones, mide 4,245 mm de largo, 1,670 mm de ancho, 1,515 mm de alto y una distancia entre ejes de 2,550 mm hacen posible que el interior del auto brinde mucho espacio y comodidad, sobre todo más libertad para el movimiento de piernas.

INTERIORES Y EQUIPAMIENTO
Por dentro, este sedán luce acogedor, debido en gran parte al espacio bien administrado en el habitáculo y a las formas ergonómicas de su volante, tablero y de sus asientos. Este diseño viene acompañado de un equipamiento muy competitivo, que mejora en las versiones SXT.

El tablero de instrumentos es sencillo y ergonómico, cumpliendo con su cometido de solo informarnos de lo más indispensable, mientras que los acabados y materiales son buenos, sin embargo a nuestro juicio algunos plásticos lucen de baja calidad.

A favor hay que destacar la buena postura al volante y la visibilidad hacia todos los ángulos del auto, así como su completo equipamiento de serie y los múltiples sitos para almacenar toda clase de objetos como porta vasos, bandeja en guantera, porta mapas y ganchos de convivencia.

La cajuela ofrece una capacidad de 450 litros, facilitando el transporte de objetos grandes o el equipaje de toda la familia. El equipamiento incluye un moderno sistema de audio firmado por Sony con sistema de manos libres, Bluetooth, puertos USB y entradas auxiliares, micrófono exterior integrado para mayor claridad en comandos de voz y llamadas, personalización de carátula con más de 35 mil opciones de colores y sincronización de dispositivos móviles.

En todas las versiones, el nuevo Dodge Attitude 2015 cuenta con el sistema de entrada sin llave Keyless Entry, botón de encendido, computadora de viaje, alerta de puerta abierta, controles de audio al volante y cristales eléctricos.

La apertura y cierre de las puertas es especialmente sencillo. Solo con llevar el dispositivo Keyless Entry en el bolsillo, basta con pulsar el botón exterior de la puerta del conductor o de la cajuela para abrirlo o cerrarlo. O bien pulsar el interruptor del motor para arrancar o apagar el vehículo.

En el apartado de seguridad ofrece bolsas de aire frontales, cabeceras con ajuste de altura, cinturones de seguridad tres puntos, sistemas de anclaje para sillas de niños, frenos ABS y distribución electrónica de frenado.

AL VOLANTE
Aunque se trata de un sedán subcompacto, el Dodge Attitude 2015 nos ha sorprendido no solo por su bajísimo consumo de combustible, gran resistencia al uso rudo para circular por caminos accidentados (baches, topes, etc.), sino también por su agradable y cómodo manejo, el cual no renuncia a la diversión.

Este sedán compacto trabaja con un motor MIVEC de 1.2 litros, tres cilindros y 12 válvulas, mecanismo con el que es capaz de desarrollar hasta 79 hp a 6 mil rpm y un máximo de 10.8 kg.m a 4,200 rpm. Este propulsor viene asociado a una caja manual de cinco velocidades o a una caja continuamente variable INVECS-III CVT, dependiendo de la versión que se elija. Tanto caja y motor, como su carrocería liviana, facilitan un consumo bajo de combustible.

El corazón de esta tercera generación del Attitude es un tricilíndrico de 1.2 litros de desplazamientos, 12 válvulas, doble árbol de levas a la cabeza y sistema de distribución variable MIVEC que produce 76 Hp a un régimen de 6,000 rpm.

El torque máximo es de 74 lb-pie y lo entrega a las 4,000 vueltas. Hay dos opciones de transmisión, una manual de quinta o una automática continuamente variable (CVT),  que le permite alcanzar una velocidad máxima de 170 km/h y lograr un consumo de combustible en carretera de hasta 27 km/l.

Aunque la potencia y torque puedan parecer pocos, lo cierto es que el motor sorprende por su brillante respuesta desde bajos regímenes, pues el auto para nada es lento y acelera muy bien desde parado. Cuando la aceleración es requerida el sistema MIVEC responde con gran potencia sin descuidar de manera impresionante el consumo del combustible.

De igual manera, conseguir una velocidad crucero de 120/140 km/h es muy sencillo, la recuperación entre velocidades en carretera también es buena, de hecho parecería que se trata de un motor más grande.

Pero si lo que buscas en una aceleración espectacular o prestaciones de un coupé deportivo te desilusionará, pues el Attitude no es un deportivo, sino un sedán pequeño construido para ofrecer un elevado confort de marcha, gran espacio interior, seguro, resistente para rodar por caminos accidentados sin problema, de bajo costo de mantenimiento y que rinda muchos kilómetros de diversión por litro.

Con la transmisión CVT (Transmisión continuamente variable), conducir el Attitude resulta muy cómodo y agradable. Esta transmisión no presenta las sacudidas repentinas de los cambios de las marchas AT tradicionales y su retraso que causan en la respuesta del acelerador logrando así una mejor respuesta. Además, el sistema INVECS – III monitorea continuamente el manejo para lograr el instante ideal para cada cambio de marcha.

El Attitude 2015 dispone de una carrocería RISE (Reinforced Impact Safety Evolution), exclusiva de Mitsubishi, construida con acero de alta resistencia y diseñada especialmente para absorber y dispersar efectivamente la energía protegiendo a sus ocupantes ante una eventual colisión.

En materia de suspensiones el tren delantero se vale de un esquema independiente tipo McPherson con barra estabilizadora, mientras que el trasero es de eje rígido tipo barra de torsión. La tracción es delantera y su dirección es electroasistida.

Los frenos son de discos ventilados adelante, y de tambores atrás. El sistema ABS (sistema de frenado antibloqueo) de 4 canales previene que las ruedas se bloqueen durante un frenado de emergencia permitiendo mantener el control sobre el vehículo incluso en superficies resbaladizas. Además, el sistema EBD (distribución electrónica de fuerza de frenado) distribuye la fuerza de frenado en las ruedas necesarias para reducir la distancia de frenado inclusive con pasajeros y carga.

Noticias que te pueden interesar